Arrugas dinámicas

Arrugas dinámicas o de expresión

Antes de hablar de las arrugas dinámicas debemos reflexionar sobre el envejecimiento cutáneo. Envejecer no es un proceso del que haya que huir, sino un hecho que debemos asumir con dignidad. El reloj biológico ni puede ni debe pararse. Y desde esa premisa, en Dermatología Velázquez tratamos la piel para prevenir su envejecimiento prematuro. Adelantándonos logramos retrasar, mitigar y ralentizar este proceso natural por el que, antes o temprano, todos pasaremos.

La medicina estética puede tener carácter preventivo desde el momento que la usamos para mejorar la salud y el estado general de la piel. Una piel sana, fuerte y tolerante está mucho más preparada para mantearse a lo largo de los años. Con el uso adecuado de las de herramientas terapéuticas de las que disponemos, dotamos a la piel de recursos para mantenerse joven por más tiempo.

Entre los signos de la edad que más preocupan, se encuentran las arrugas dinámicas. Están directamente relacionadas con la expresividad facial. A mayor gestualidad mayor riesgo de desarrollarlas. Por eso, se localizan en las áreas de mayor plegamiento que son la frente y el entrecejo, los ojos y la boca. Si bien es cierto que la reiteración de los gestos es inevitable, sí podemos preparar la piel para que se mantenga densa e hidratada y así, logre recuperarse mejor tras los plegamientos cutáneos. Una correcta rutina de cuidado facial, sobre todo si es a base de cosmética médica, jugaría un papel fundamental en este sentido. Además, disponemos de una herramienta súper eficaz que nos permite retardar la formación de las arrugas dinámicas con unos resultados cien por cien naturales. Te hablo, cómo no, de la toxina botulínica.

¿Qué es la toxina botulínica y cuál es su mecanismo de acción?

Se trata de una neurotoxina capaz de actuar allí donde se produce el contacto entre el sistema nervioso y la musculatura. Como bien sabes, todos nuestros movimientos (voluntarios e involuntarios) son la respuesta a una orden lanzada por nuestro cerebro. La neurotoxina que inyectamos bloquea la conducción de la señal que emiten las neuronas a través de la acetilcolina, de manera que, el músculo deja de recibir la orden de contraerse. Cuando esto ocurre, se produce la relajación del mismo. ¡Atención! No hablamos de parálisis sino de disminución de la movilidad.

La toxina botulínica no hincha ni deforma. No puede hacerlo porque sencillamente no es un material de relleno. En el marco del tratamiento de las arrugas, solo los fillers de ácido hialurónico y de hidroxiapatita cálcica tienen la capacidad de llenar los surcos y recuperar los volúmenes perdidos.

La toxina botulínica tiene la consideración de medicamento. Por eso siempre debe ser administrada por personal médico formado en su infiltración. Es una técnica sencilla, rápida y muy segura, empleada desde hace más de 20 años por muchas especialidades médicas como dermatología, neurología, oftalmología, cardiología e incluso, psiquiatría… En efecto, su uso no está limitado al campo de la medicina estética.

Tratamiento preventivo de arrugas dinámicas con toxina botulínica

Si admitimos que las arrugas dinámicas son el resultado de la repetición de un determinado gesto a lo largo del tiempo, es fácil deducir que, el momento ideal para intervenir, es antes de que se produzca dicha arruga. Por eso hablamos de la toxina botulínica como un tratamiento preventivo. Esto no significa que no podamos llevarlo a cabo tras la aparición de la arruga, sino que para optimizar el resultado hay que adelantarse a este proceso.

No podemos fijar una edad ideal para iniciarse con los neuromoduladores, porque ni todas las pieles son iguales ni están sometidas al mismo plegamiento. Por eso hay que personalizar el momento de inicio del tratamiento y adaptar la técnica a las necesidades de cada paciente.

Instrumental | Arrugas dinámicas y arrugas estáticas
Mediante inyecciones superficiales con aguja fina
Tiempo de tratamiento | Arrugas dinámicas y arrugas estáticas
Duración aproximada del tratamiento 10 minutos
Precaución
Evitar frotar y comprimir durante las primeras 24-48 horas
Recuperación | Arrugas dinámicas y arrugas estáticas
Leve inflamación. Incorporación a tu vida normal inmediata
Consolidación
Comienza a notarse a partir del 4º día. Efecto máximo a los 7-9 días
Efecto | Arrugas dinámicas y arrugas estáticas
De 4 a 10 meses en función del área y el objetivo a tratar

Otros aspectos que tratamos en dermatología con la toxina botulínica

· Sonrisa gingival: Es aquella que deja al descubierto de forma exagerada la encía superior. Mediante la limitación de la contracción del labio es posible corregir temporalmente este defecto estético.

· Hiperhidrosis focal o exceso patológico de sudoración: Se da en axilas, palmas o a nivel cefálico (cara y/o cuero cabelludo). En este caso, lo que se bloquea de forma selectiva, son las funciones de las glándulas sudoríparas.

· Hipertrofia del músculo masetero o de la masticación: El objetivo del tratamiento es relajar el área mandibular para, por un lado, revertir la deformidad muscular y por el otro, aliviar las molestias derivadas del bruxismo.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod