Electrocoagulación

¿Qué es la electrocoagulación?

La electrocoagulación es una técnica de electrocirugía que utiliza corriente eléctrica utilizada en la coagulación de los tejidos que necesitan ser removidos. Éstos pueden ser queratosis seborreicas, verrugas comunes y algunos tipos de patologías dermatológicas. Su realización se lleva a cabo bajo anestesia local, se puede practicar en un centro ambulatorio y no requiere de hospitalización.

¿Para qué sirve?

La electrocoagulación es una técnica de tratamiento que se emplea en diversos tratamientos y especialidades médicas, siendo su uso más común el de eliminar lesiones cutáneas como verrugas, queratosis, puntos rubí y acrocordones en Dermatología entre otras. También se utiliza frecuentemente para coagular arterias y venas y evitar hemorragias, así como para la resección de tumores o lesiones en lugares profundos.

Técnica

La sesión de electrocoagulación consiste en aplicar, bajo anestesia local, la corriente eléctrica concentrada con un electrobusturí. La corriente eléctrica se aplica en el tejido mediante un electrodo que se caliente y quema el tejido, destruyendo la lesión.

Se trata de un procedimiento ambulatorio que suele durar unos 10 minutos y no suele requerir puntos de sutura.

Preparación

La electrocoagulación es un tratamiento ambulatorio, que se puede realizar en la propia consulta del dermatólogo. No es necesario pasar por el quirófano y se emplea anestesia local, así que no se requiere especial preparación por parte del paciente.

Cuidados tras la intervención

El paciente podrá reincorporarse a su rutina habitual inmediatamente después de la electrocoagulación. En la mayoría de casos, se recomendará al paciente evitar la humedad en la lesión, así como evitar la exposición solar para evitar hiperpigmentaciones.

En algunas lesiones puede ser necesario realizar curas, para lo cual el paciente recibirá las instrucciones pertinentes del especialista.

Electrocoagulación

Alternativas a la electrocoagulación

La principal alternativa a la electrocoagulación en el tratamiento de lesiones cutáneas es la crioterapia, que consiste en aplicar nitrógeno líquido en la lesión para acabar con ella mediante la congelación.

Tanto el calor como el frío son agentes útiles en la electrocirugía. Por tanto, la crioterapia es también efectiva en gran parte de los casos, excepto en algunas lesiones como las cubiertas por queratina, ya que la queratina no responde con eficacia ante la congelación.

En Dermatología Velázquez utilizamos un generador electroquirúrgico multifuncional de última generación llamado Hyfrecator® 2000; si quiere conocer más en profundidad el aparato puede consultar aquí todas sus características.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod