Fototerapia

Fototerapia UVB de banda estrecha

Uno de los tratamientos en dermatología que más utilizamos es la fototerapia UVB de banda estrecha. Se define como el procedimiento terapéutico a través del cual, mediante la emisión de forma controlada de luz ultravioleta B de banda estrecha, conseguimos efectos terapéuticos beneficiosos en diferentes patologías dermatológicas.

 

¿Cómo funciona?

El mecanismo por el cual dicha radiación ultravioleta funciona a nivel cutáneo es fundamentalmente antiinflamatorio. Se consigue de forma progresiva disminuir la intensidad de las lesiones cutáneas, y secundariamente también el picor asociado a las mismas.

La dosis administrada es creciente, comenzando con una dosis individualizada para el paciente en función de su tipo de piel (fototipos claros vs más oscuros) y el tipo de patología cutánea a tratar.

Indicaciones

La fototerapia UVB está indicada en enfermedades cutáneas como la psoriasis, la dermatitis atópica, la pitiriasis liquenoide, el liquen plano, el vitíligo, o incluso en pieles secas y sensibles que tienden a picar, sin lesiones evidentes en la piel. También podría ser de utilizada como preparación de la piel previa la exposición solar en verano, en aquellas pieles sensibles o reactivas al sol.

Ventajas e inconvenientes

La principal ventaja de esta técnica es que, al realizarse mediante paneles corporales, hace efecto de forma simultánea en todas las partes del cuerpo expuestas. Esto supone una gran diferencia frente a cualquier tratamiento tópico ya que éstos deben aplicarse detenidamente en cada una de las lesiones afectadas.

Asimismo, solemos conseguir remisiones de la enfermedad más prolongadas que las obtenidas con tratamientos tópicos. Esto es así fundamentalmente porque podemos conseguir ahorrarnos el empleo de cierta medicación oral para el control de la enfermedad cutánea. Un claro ejemplo sería el ahorro de los corticoides, con sus posibles efectos secundarios asociados.

El principal problema de la fototerapia es la infraestructura necesaria para realizarla y la disponibilidad del paciente para poder asistir. Un ciclo de tratamiento requiere de 2-3 sesiones semanales, y a menudo con un horario restringido que dificulta compatibilizar los horarios de las unidades con los de los pacientes y su actividad laboral.

En Dermatología Velázquez contamos con una máquina Waldmann UV 100 L de última generación. También tenemos disponibilidad total para que el paciente pueda asistir a sus sesiones en el horario que más le convenga.

Fototerapia UVB

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod

Abrir chat