Láser CO2

Láser CO2 fraccionado ablativo

El láser CO2 fraccionado ablativo es probablemente una de las mejores opciones que tiene el dermatólogo a la hora de tratar cicatrices, arrugas y estrías así como para rejuvenecimiento facial o de escote.

Se trata de un aparato que emite minúsculos haces de luz que penetran en la piel hasta la dermis en forma de cientos de columnas térmicas. Estas columnas son pequeñas heridas microscópicas que quedan rodeadas de tejido sano. Dicho tejido contiene los queratinocitos, que son las células capaces de promover un rápida cicatrización y una alta producción de colágeno.

Antes del tratamiento

Es indispensable una valoración médica para determinar si es necesaria una preparación previa de la piel con productos tópicos específicos. El dermatólogo también determinará qué productos cosméticos y no cosméticos pueden utilizarse los días previos al tratamiento y deberá evitarse el uso de productos exfoliantes. El día del tratamiento no hay problema en ducharse, lavarse el pelo y la cara como de costumbre.

Los procedimientos de láser CO2 fraccionado ablativo son algo molestos, no lo vamos a negar. Las sesiones se realizan generalmente bajo el efecto de anestésicos para paliar lo máximo posible las molestias inherentes a este tipo de procedimientos. Para la vaporización de lesiones blandas, sobre todo si éstas tienen un tamaño considerable, administramos anestesia local mediante lidocaína al 1%. Si se trata de tratamientos de rejuvenecimiento, cicatrices o estrías, normalmente aplicamos anestésicos tópicos que deberán aplicarse unos minutos antes del procedimiento.

Resurfacing facial antes

Después del tratamiento

Inmediatamente después del tratamiento, y por algunas horas, es normal sentir la piel tirante, enrojecida y con picor, como si se hubiera estado expuesto al sol. También suelen aparecer pequeñas costras que normalmente desaparecen al cabo de poco tiempo.

Asimismo, la piel tendrá un aspecto marrón los primeros 5-7 días y después se renovará adquiriendo un tono rosado. Habitualmente, es a partir del séptimo día cuando puede empezarse a utilizar maquillaje para cubrir el aspecto enrojecido de la piel y reincorporarse a la vida laboral y social.

En algunos casos la rojez puede prolongarse durante algunas semanas, en cuyo caso puede recurrirse a otras técnicas para reducirla o eliminarla. Ocasionalmente la piel se puede oscurecer o aclarar después del tratamiento, pero recupera la normalidad en pocas semanas, con rara o nula incidencia de cambios de pigmentación permanentes y de infecciones.

Eso sí, hay que evitar la exposición solar (incluso con fotoprotector) por al menos una semana y usar los productos específicos que indique el dermatólogo. Una vez transcurrido este tiempo, puede retomarse la exposición solar, recomendándose el uso frecuente de fotoprotectores de alta protección.

¿Qué procedimientos podemos llevar a cabo?

  • Vaporización de lesiones blandas.
  • Mejora de arrugas superficiales y profundas.
  • Mejora de cicatrices de acné y postquirúrgicas.
  • Rejuvenecimiento facial, de escote y de manos.

Especialistas en láser CO2

En Dermatología Velázquez somos especialistas en láser CO2. ¡Pide tu cita previa y benefíciate de este tratamiento!

logo top

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod