Vitíligo

Vitíligo

¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una afección crónica de la piel en la que se desarrollan manchas blancas o acrómicas debido a la destrucción de melanina, que es el pigmento de la piel. Puede afectar a cualquier zona del cuerpo, pero normalmente ocurre en cara, cuello y manos, y en los pliegues de la piel (axilas, ingles y genitales). A veces también puede desarrollarse en el interior de la boca y en el cuero cabelludo, lo que puede hacer que el cabello de la zona afectada se vuelva blanco o gris.

Síntomas

A menudo comienza como una mancha o parche pálido en la piel que gradualmente se vuelve completamente blanco. Al perderse en esa zona la melanina de la piel, que es nuestro principal mecanismo de defensa frente a la exposición solar, el área puede tornarse rosada («quemada») si se expone al sol. Es por ello que se recomienda usar cremas solares con un factor de protección elevado. Los bordes del parche pueden ser lisos o irregulares. 

El vitíligo no produce ningún síntoma en la piel. Son lesiones indoloras que no pican ni molestan, pero generalmente producen malestar psicológico en el paciente por la visibilidad de las lesiones.

La extensión varía de persona a persona. Algunas personas sólo tienen unas pocas manchas blancas pequeñas, pero otras tienen manchas blancas más grandes que se unen en grandes áreas de la piel.

No hay forma de predecir cuánta piel se verá afectada. Las manchas blancas suelen ser permanentes.

Vitíligo

Tipos de vitíligo

Existen dos tipos principales; segmentario y no segmentario. En raras ocasiones podemos encontrarnos ante un vitíligo que afecte a todo el cuerpo, lo que se conoce como vitíligo universal o completo.

Vitíligo segmentario

También conocido como vitíligo unilateral o localizado, las manchas blancas sólo afectan un área de su cuerpo.

El vitíligo segmentario es menos común que el vitíligo no segmentario, y es más común en los niños. Por lo general, comienza antes y afecta a 3 de cada 10 niños con vitíligo.

Vitíligo no segmentario

También llamado vitíligo bilateral o generalizado, los síntomas suelen aparecer en ambos lados del cuerpo como manchas blancas simétricas. Pueden aparecer parches simétricos en dorso de manos, brazos, alrededor de los ojos, rodillas, codos o pies.

Es el tipo más común de vitíligo y afecta a alrededor de 9 de cada 10 personas con la afección.

Causas

El vitíligo está causado por la falta de un pigmento llamado melanina en la piel. La melanina es producida por células de la piel llamadas melanocitos, encargadas de dar a la piel su color. En el vitíligo, no hay suficientes melanocitos activos para producir melanina en la piel. Esto hace que se desarrollen manchas blancas en la piel o el cabello. No está claro exactamente por qué los melanocitos desaparecen de las áreas afectadas de la piel.

Se cree que el vitíligo no segmentario (el tipo más común) es una afección autoinmune. Es decir, el sistema inmunológico no funciona correctamente. En lugar de atacar las células extrañas, como los virus, el sistema inmunológico ataca las células y tejidos sanos del cuerpo. En el vitíligo no segmentario, el sistema inmunológico destruye a los melanocitos, encargados de la producción de melanina.

También se asocia con otras afecciones autoinmunes, la más frecuente de ellas la alteración tiroidea, aunque no todas las personas con vitíligo desarrollan estas afecciones. Otras enfermedades autoinmunes relacionadas con el vitíligo son la alopecia areata o la diabetes tipo I.

Es posible que existan también otros desencadenantes como por ejemplo eventos estresantes (el parto), daño en la piel, como quemaduras solares graves o cortes (esto se conoce como fenómeno de Koebner) o exposición a ciertos productos químicos, que asociados a la predisposición genética a desarrollar la enfermedad autoinmune, acaben desarrollando la enfermedad.

El vitíligo no está causado por una infección y no puede contagiarse de otra persona que lo tenga.

Factores de riesgo

Puede tener un mayor riesgo de desarrollar vitíligo no segmentario si:

Tratamiento

No existe actualmente ningún tratamiento curativo para el vitíligo, pero sí hay tratamientos convencionales, y otros más innovadores que pueden mejorar o revertir las lesiones, sobre todo si son recientes y si están en areas centrales del cuerpo (vitíligo facial, en cuello, escote, axilas…).

Si la extensión es relativamente pequeña, se puede usar crema de camuflaje para la piel para cubrir las lesiones. Los corticoides tópicos también se pueden usar en la piel para restaurar algo de pigmento, sin embargo, su uso prolongado puede causar estrías y adelgazamiento de la misma. Más novedoso puede ser el empleo de fármacos tópicos inmunomoduladores, como el tacrólimus, que puede llegar a tener un efecto beneficioso similar al de los corticoides tópicos, sin los efectos secundarios asociados a estos.

Si los corticoides no funcionan, se puede utilizar la fototerapia con UVB. La principal ventaja de esta alternativa es la capacidad de actuar de forma simultanea en todas las lesiones de vitíligo. Su mecanismo de acción se basa en intentar estimular la producción de melanina en los melanocitos existentes, para reparar las áreas blancas o acrómicas.

Otras alternativas de tratamiento son las formulaciones magistrales tópicas con principios activos dirigidos, o la administración oral de Polypodium leucotomos entre otras sustancias naturales.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipisicing elit, sed do eiusmod

Abrir chat